La Granja Viader de Cardedeu  
     
 

Si al Penedès se enorgullece de disponer de algunos bodega modernistas y lo mismo sucede con algunas factorías textiles de la cuenca del Llobregat, al Vallès le cabe la satisfacción de disponer de la Granja Viader, construida en los postrimeries de aquel estilo.

La Granja Viader de Cardedeu fue construida por el arquitecto modernista Manuel J. Raspall por encargo del industrial de esta población Marc Viader Bas, el cual quería poner en marcha una explotación agrícola y ganadera que fuera un modelo en este campo.

Todos los ángulos, columnas y contrafuertes es hicieron en obra vista, con ladrillos rojo. Para los cubiertas de todos los edificios Raspall escogió tejas vitrificadas al estilo modernista. Todas los paredes del conjunto se pintaron de blanco, cosa bien poco habitual en aquella época en el Vallès, mientras que para las puertas y las ventanas es usó el color azul.

 
 

Concebida como una explotación ganadera modélica, está situada en las afueras de Cardedeu, al límite sur de su término municipal, en una llanura situada entre la Riera de Cànoves, los cerros de la Serreta y la vía del tren.

Consta de un conjunto de edificios diseñados por Manuel Raspall y construidos, muy probablemente, entre 1924 y 1929 puesto que no se conserva ningún plano ni ningún documento relativo que nos pueda indicar con seguridad el año de la construcción.

En la granja Viader trabajaban habitualmente entre 15 y 17 hombres. Este número es veía incrementado en épocas especiales como la siega y el vareo o durante la recolección de patatas. En cuanto a la producción de leche " había tres o cuatro vaqueros que es dedicaban exclusivamente a los vacas: ordeñar-las, alimentar-las, sacar el estiércol, limpiar las cuadras, etc

Las primeras vacas que hubo en la granja eran vacas autóctonas, de Vic y la Cerdaña, y se las destinaba tanto a la producción de leche como al consumo de carne. Producían poca leche, entre 10 y 15 litros por cabeza, y esto llevó a cambiar-las por vacas frisonas u holandesas, que daban el doble de leche.

 
       
     
  Marc Viader Bas delante de su granja de Cardedeu, acabada de construir.   Marc Viader Bas, observa la llegada de las primeras vacas frisonas a su explotación ganadera.